Baja de un servicio, ¿se te está haciendo imposible?

En pocas palabras te compartimos qué debés tener en cuenta para asegurarte la baja de un servicio.

Si querés dar de baja un servicio hacelo por escrito, redactá una nota por duplicado y presentala en la compañía proveedora, conservá una copia sellada o firmada por la empresa como prueba de tu baja. Los servicios pueden darse de baja de la misma forma en que se los contrató, por fax, e-mail y/o telefónicamente. Asimismo, las empresas están obligadas a suministrar un comprobante de recepción de la solicitud en el término de las 72 horas. El consumidor puede dar de baja cualquier servicio aún cuando exista alguna deuda no obstante, la baja no lo exime de sus responsabilidades contractuales ni de la deuda que mantenga con la empresa.