Control de Alcoholemia: Límites y Sanciones

En pocas líneas te compartimos cuáles son los límites de alcohol en sangre y qué pasa si los superás.

Límites de alcohol en sangre.

Los límites permitidos de alcohol en sangre en la Provincia de Buenos Aires son los siguientes:

• Conductores de vehículos particulares – 0,5 mg/l

• Conductores de motos – 0,2 mg/l

• Conductores de camiones, ómnibus y cualquier vehículo destinado a transportar de pasajeros, menores y de carga – 0,0 mg El nivel de alcohol en sangre que podés presentar depende de tu masa corporal, el tiempo que pasó desde que ingeriste alimento así como la cantidad, la frecuencia de consumo de alcohol, el consumo de medicamentos, la fatiga, la transpiración y la micción.

Actualmente, en la Ciudad de Buenos Aires el límite de alcohol en sangre permitido para conducir es de 0.5 gramos por litro. En el caso de los profesionales (taxistas y choferes de colectivo o camiones) o quienes portan la licencia de conducir por un período menor a dos años, este número se reduce a cero. Es decir, que los conductores expertos y principiantes se rigen bajo el sistema de tolerancia cero. Por otra parte, para las motos el máximo de alcohol en sangre permitido es de 0.2 gramos.

Según lo dispuesto en la Ley 3916 del Código de Tránsito y Transporte, quienes están capacitados para multar o retener de forma provisoria la licencia de conducir son los agentes del cuerpo de tránsito. Esta ley aplica para las licencias expedidas en cualquier punto del territorio nacional.

Si superás los límites.

Si tenés un nivel de alcoholemia superior al permitido, la autoridad de tránsito provincial te pedirá que esperes a un costado hasta que desaparezcan los efectos del alcohol, por un máximo de 12 horas. Si es la primera vez que conducís por encima de los límites de alcohol en sangre, te inhabilitarán la licencia por 6 meses. Si es la segunda vez, por 12 meses, y de ser la tercera, por 10 años o definitivamente. En el caso de los conductores profesionales, puede ser inhabilitado para conducir de forma definitiva. En CABA, luego de retener el documento se emite una boleta provisoria que habilita a los infractores a conducir en los próximos 40 días. Por último, se retiene el vehículo, hecho que según las autoridades contribuye de forma directa para evitar la reincidencia. Si bien existen montos base, las penas por conducir bajo los efectos del alcohol dependen de la cantidad detectada en sangre. Asimismo, las multas también estarán determinadas por el valor fiscal del vehículo en cuestión. Una vez que se retiene la licencia, los infractores deben someterse a un curso de conducción vial y realizar tareas de trabajo comunitario. Cabe destacar que negarse a un control de alcoholemia es considerada una falta.